¿Jueves sin pestañas?

Hace poco, en uno de los foros del máster, estuvimos hablando sobre si internet nos hace más inteligentes o si, por el contrario, al encontrarnos todo hecho, nos hace más “tontos”. Hablamos, sobre todo, de los cambios que hemos notado respecto a nuestro comportamiento con la red, y la mayoría coincidimos en que internet, en cierto modo, ha mermado nuestra capacidad de concertación. Justamente hoy El País (en el blog Verne) hablan de una propuesta iniciada por James Hamblin (editor de la sección de salud de la revista The Atlantic). Hamblin se ha dado cuenta de que, cuando estamos navegando por Internet, estamos pendientes de demasiadas cosas y que, al final, no nos centramos en ninguna de ellas.

De ahí surge la propuesta del Tabless Thursday, o lo que es lo mismo, el jueves sin pestañas (del ordenador, ¡claro!) Consiste en pasar todo un día con solo una pestaña abierta; no puedes abrir una nueva sin cerrar previamente la anterior. La verdad es que el vídeo que aparece refleja mi día a día: mil pestañas abiertas, ir saltando de una página a otra, ir buscando información y luego incluso olvidarte de qué estabas buscando… Me he dado cuenta de lo que me cuesta concentrarme cuando me he puesto a escribir papers, que es justo el ejemplo que muestra Hamblin en su vídeo. Creo que no puedo estar más de quince minutos centrada en una cosa (lo sé, asusta). De hecho, mientras veía el vídeo he tenido que parar porque me ha llegado un whatsapp, y cuando lo he leído he aprovechado para ver unas notificaciones que me habían llegado de Pinterest (estaba viendo el paréntesis en la pestaña y no me podía resistir).

¿Creéis que podéis hacer el “tabless Thursday”? Yo desde luego que no (¡al menos lo asumo!) Ahora mismo tengo once pestañas (¡¡once!!): Gmail, Facebook (con una notificación que me está tentando), la página principal de El País, la página del blog de Verne, el perfil en The Atlantic de James Hamblin, la página principal de the Atlantic, otra noticia a la que enlaza el post de Verne (habla de una aplicación que cuenta cuántas veces al día miras el móvil. Y sí, he tenido que dejar de escribir este post para bajármela. Y después de bajármela lo he compartido en Twitter), una página que he consultado para una traducción que estaba haciendo antes, y dos páginas de la uned. A todo esto hay que sumarle Spotify y Tweetdeck. ¿Os sentís identificados? ¿Soy la única a la que le pasa?

En el foro del que os hablaba al principio del post muchos opinamos que el cerebro se acabará acostumbrando y que seremos capaces de hacer varias cosas a la vez y estar realmente centrados. Sin embargo, yo echo de menos esos momentos en los que era capaz de sentarme a leer durante horas sin que absolutamente nada me distrajera. Quizás es el momento de un “digital detox”. Este verano estuve una semana sin teléfono, en otoño casi un mes, y he sobrevivido a unos tres meses sin Facebook, pero en cuanto vuelvo…¡me cuesta desconectar! ¿Y a vosotros?

Por si el vídeo de Hamblin aún no os ha convencido, os dejo un Ted Talk sobre monotasking:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s