Mis experiencias MOOC

Uno de los temas de los que más estamos hablando en los foros del máster es de los MOOCs. Recuerdo el momento en que oí hablar de estos cursos por primera vez: hace unos tres años una amiga compartió un enlace a Coursera en Facebook y yo me volví loca. Empecé a añadir cursos que quería hacer, quería formarme en absolutamente todo y pensé que mi vida social se había acabado porque iba a estar todo el día haciendo MOOCs. (Si has llegado hasta aquí y no sabes qué es un blog, tranquilo, he pensado en ti y por eso he incluido esta infografía sacada de Educ@contic. Si quieres ver más, visita mi tablero de Pinterest sobre MOOCs).

moocs2

Pasada ese euforia inicial, al final no hice tantos. Sí que he terminado un par, he dejado a medias otros cuantos y me he matriculado de más aún. Incluso he llegado a pensar en orientar mi TFM hacia los MOOCs, pero muchos siguen sin convencerme. ¿Qué es lo que pasa con los MOOCs?

Los MOOCs que he terminado me gustaron mucho. El primero de ellos fue de introducción a la informática educativa y lo organizaba la URJC en la plataforma Mirídiax (en mi página personal de MiridiaX dejó de aparecer este curso, pero lo hice, ¡lo juro!) Los contenidos y los vídeos estaban bien, pero el test para pasar cada bloque era casi como sumar dos más dos (y creo que este es un problema común a los MOOCs). Sin embargo, lo que recuerdo que menos me gustó fue el sistema de evaluación. En los MOOCs, el sistema de feedback se basa en una corrección P2P, que bien planteada no está mal. En este MOOC en concreto había que subir una unidad didáctica o una actividad en la que aplicáramos alguna de las tecnologías aprendidas. Cada uno tenía que corregir los trabajos de otros dos compañeros y recuerdo que leí los trabajos a conciencia, apuntando cosas a medida que leía, haciendo críticas constructivas, destacando las cosas que me gustaban más, etc. Después de ese trabajo, cuando abrí los mails con las correcciones y comentarios que me habían hecho a mí y vi un simple “todo ok”, reconozco que casi me da algo. Aun así, como ya he dicho, el curso me gustó.

La corrección entre iguales es un buen método, pero hay muchos riesgos, ya que como me pasó a mí, puede que el nivel de implicación del resto de estudiantes no sea el mismo que el tuyo. En algunas plataformas están empezando a introducir unos certificados de pago con los que sí se puede acceder a una corrección por parte del equipo docente, aunque en ningún caso de manera muy detallada.

La semana pasada empecé un nuevo MOOC sobre la escritura académica en MiríadaX y hoy he realizado el segundo bloque. El test de final de bloque me ha parecido un poco básico, la verdad. Solo hacía falta responder correctamente a una pregunta, y creo que a la mayoría de las preguntas se podía responder con un poco de sentido común, sin necesidad siquiera de ver los vídeos o leer los apuntes. Me da pena que después de todo el trabajo que lleva montar el curso, grabar los vídeos, redactar los apuntes… el nivel baje por los tests, porque la verdad es que los apuntes están muy bien, y de momento los encuentro muy útiles. De todas formas, a pesar de la “decepción” por los tests, me he dirigido a los foros con la idea de continuar leyendo sobre el tema, ver las dudas del resto de estudiantes, leer la presentación de los profesores, etc. Sin embargo, cuando he abierto los foros y he visto cosas como esta, me ha vuelto a hervir la sangre he vuelto a reflexionar sobre los MOOCs y sus estudiantes.

Captura de pantalla 2015-02-03 a la(s) 14.02.07
En un margen de tres horas tenemos tres hilos en el foro sobre el mismo tema. ¿La gente no se para a leer?

Si en tres horas ya tenemos tres hilos iguales, ¿qué no habrá en un mes? ¿Cómo vamos a confiar en la evaluación entre iguales si no somos capaces ni de leer el hilo anterior? ¿Cómo va a ser posible organizar un curso con tanta gente si no nos importa lo que digan los demás? La idea de que estos cursos sean abiertos y todo el mundo pueda tener acceso a ellos me encanta, pero creo que muchos estudiantes se apuntan “porque sí” y al final no contribuyen más que a crear “ruido” en el grupo. Por otro lado, también son muchos los estudiantes que se matriculan, se descargan el material y no entran en contacto con nadie, desaprovechando así muchas de las oportunidades que ofrecen estas plataformas.

A pesar de estos “problemillas”, me sigo considerando una defensora de los MOOCs. MiríadaX y Coursera son para mí dos de mis webs “de cabecera” y creo que esta no será la última vez que hable de este tema por aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s