Dobble de los alimentos

Hace unos días os enseñaba por Twitter (si aún no me sigues, me puedes encontrar aquí) unas fotos de mis tarjetas de Dobble de la ropa. La verdad es que estuve un buen rato recortando, pero mereció la pena. Primero las recorté, luego las pegué en cartulinas de colores (para tener distintos juegos) y como sé por experiencia que el Dobble puede ser “un pelín” agresivo también las plastifiqué.

DSC_2219
Como ya os contaba en este post, el juego se basa en ser el más rápido en identificar los objetos comunes entre varias tarjetas. En el juego original proponen hasta cinco formas distintas de jugar, pero yo suelo utilizar estas dos:

  • Repartir todas las tarjetas excepto una entre todos los jugadores (normalmente tres o cuatro; si son más no tiene tanta gracia porque recibirán pocas tarjetas). Se deja una tarjeta en el medio y los jugadores tienen que ir poniendo sus tarjetas encima a medida que encuentran un objeto en común. Por ejemplo, si en la tarjeta que está en la mesa hay unos pantalones y en mi tarjeta tengo pantalones, diré bien alto la palabra pantalones y pondré mi tarjeta encima de la otra. Así sucesivamente hasta que alguien se quede sin tarjetas. Esa persona será el ganador.
  • Poner todas las tarjetas en un montón encima de la mesa y repartir a cada jugador solo una carta. La mecánica es similar a la anterior, pero en este caso tengo que coger tarjetas del mazo (en lugar de deshacerme de ellas) y ganará la persona que más tarjetas tenga al final.

La verdad es que es un juego que gusta mucho. Yo tengo el juego original y de vez en cuando juego con mis amigos, y reconozco que me encanta. Para utilizarlo en clase tenemos que estar seguros de que conocen el vocabulario de antemano (es un juego muy rápido, ideal para repasar) y no está de más hacer hincapié en que tienen que decir la palabra en alto antes de coger o dejar una tarjeta. El resto de compañeros tendrá que estar pendiente y si no decimos bien la palabra no podremos coger o dejar la tarjeta.

Así que me he animado y he creado una nueva versión. Aquí podéis encontrar las tarjetas con el léxico de la ropa y aquí las del bar. Esta vez he creado unas tarjetas con comida y bebida. Las he hecho siguiendo la unidad 6 del manual Gente hoy 1, de Difusión, que es el material que estoy siguiendo actualmente. Sin embargo, no es necesario utilizar este manual para jugar a este juego, basta con estar hablando de comida 🙂

Captura de pantalla 2015-09-29 a las 19.31.25

Así que no me enrollo más y AQUÍ os dejo las tarjetas de los alimentos. 

Anuncios

Dobble

cartas_dobble_gEn las vacaciones de Navidad he ido un día al cine con unos amigos y en la zona de las taquillas había unos azafatos promocionando juegos de mesa. Yo conocía el Time’s up!, uno de los juegos que estaban enseñando, y como me gusta tantísimo, me acerqué para ver qué otros juegos tenían. La zona estaba llena de niños, pero los juegos que me enseñaron me encantaron, y consiguieron que mis amigos y yo nos picáramos un poco. El que más me gustó fue un juego llamado Dobble, y enseguida pensé en cómo adaptarlo para clase.

El juego se compone de una serie de tarjetas (55 en el juego original, 31 en la demo) con ocho dibujos o símbolos (seis en la demo) en cada una. En total hay 50 dibujos diferentes, y  entre cada una de las tarjetas, siempre hay un símbolo en común. El objetivo del juego es ser el más rápido en descubrir el dibujo que hay en común entre tu carta y la del resto, o entre tu carta y el mazo que esté en el centro. En las propias instrucciones del juego explican hasta cinco mini-juegos diferentes, que suelen durar alrededor de uno o dos minutos. ¿Parece sencillo, verdad? Os aseguro que cuando estás concentrado y compitiendo, encontrar el símbolo en común es mucho más complicado de lo que parece.

En uno de los juegos, cada jugador empieza con una carta y en el centro hay una torre con más cartas. Cuando uno de los jugadores descubre un dibujo en común entre su carta y la carta del mazo, la tiene que coger. El jugador que, al final de la partida tenga más cartas, será el ganador. En otra variante, cada jugador tiene una carta y tiene que buscar los dibujos en común entre su carta y la carta de otro jugador. Cuando la descubre, tiene que poner su carta sobre el mazo de otro jugador. El jugador que, al final de la partida, tenga menos cartas será el ganador.

DSC_0246En la promoción en los cines me dieron la demo y he podido jugar con ella en una clase privada de inglés y la verdad es que a los chicos les encantó. Primero les presenté el vocabulario con flashcards y después jugamos. El “problema” es que los dibujos son bastante aleatorios, y nos podemos encontrar desde una manzana hasta un biberón, pasando por un martillo. Así que he decidido hacer mis propias versiones, adaptarlo con el vocabulario de la ropa y, en otra versión, con el vocabulario del bar, y compartirlo con todos.

Os incluyo aquí el pdf (Dobble 2) y aquí el del bar (Dobble – el bar). Lo podéis usar para el idioma que queráis, ya que no he incluido texto. Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 23.58.24La idea sería preenseñar todo el vocabulario antes y el Dobble podría ser una manera de repasarlo. También podríamos usarlo como precalentamiento una vez que ya hayamos visto ese léxico, ya que al ser un juego tan corto sirve perfectamente para comenzar la clase. Es un juego muy visual y rápido, ¡genial para la clase! Si queréis saber más sobre el juego, aquí tenéis un enlace en el que explican el resto de mini-juegos, y si usáis mis tarjetas, ¡contadme qué tal!