Las TICs en Argentina

Después de un tiempo sin pasar por aquí (un viaje, varios cursos y muchos trabajos tienen la culpa) aquí estoy de nuevo con otra entrevista para “Las TIC por el mundo” y esta vez nos vamos al hemisferio sur. Viajamos hasta Argentina, donde Julia Borda nos cuenta sus experiencias por este mundo.

  •  ¿Nos cuentas algo de ti?

Soy Julia Borda, oriunda de San Nicolás de los Arroyos, una ciudad situada a 200 km de la capital argentina. Completé mis estudios de Profesorado de inglés en 2011 en un Instituto de Educación Superior de mi ciudad. Desde el momento de mi egreso me he desempeñado como docente en diversos contextos: instituciones de educación superior, escuelas públicas y privadas de los niveles primario y secundario, institutos de idiomas, empresas, clases a distancia, etc. Actualmente también preparo estudiantes para rendir exámenes internacionales y formo parte de un grupo de teatro educacional que produce y presenta obras en inglés para niños y adolescentes.

Mi vocación como docente nació a partir de un profundo interés por el idioma inglés. Las ganas de continuar mis estudios superiores en este área me motivaron a comenzar el Profesorado. Afortunadamente, mi entusiasmo e interés creció con el conocer de la rama pedagógica de esta carrera. Hoy busco seguir perfeccionándome cursando mis estudios de Licenciatura en Lengua inglesa y Lingüística.

  • ¿Qué tecnología tienes disponible en tu centro de trabajo? ¿Cuál es la “situación tecnológica” en tu centro? 

En las escuelas donde me desempeño la situación tecnológica es “pobre”. Si bien hay disponibilidad de aparatos multimedia, estos son pocos: algunos televisores, DVDs y computadoras. Además, las condiciones frecuentemente no son óptimas para su uso práctico y eficiente, y esto provoca que muchos docentes se mantengan reacios a utilizarlos. Por otra parte, en algunos institutos privados (la minoría, me atrevo a decir) la variedad y disponibilidad de estas herramientas suele ser más amplia, y se fomenta su uso con sesiones multimedia programada para los alumnos.

No soy ninguna experta en el uso de las TICs pero mis obligaciones personales diarias me demandan una constante familiarización. Aunque depende de mi entorno, muchas veces resulto ser el “bicho raro”.

  • ¿Cómo usas las TIC en tu labor docente? 

Uso las TICs tanto dentro como fuera del aula. Para investigar sobre contenidos, diseñar actividades, establecer y mantener contacto con mis alumnos y colegas, inscribirme y participar en cursos de capacitación, guardar registro de asistencias y resultados de evaluaciones, administrar mis haberes, etc; a su vez, dentro del aula, invito a los alumnos a usarlas para realizar presentaciones, buscar definiciones, investigar temas de estudio, aportar creatividad y originalidad a un trabajo agregando estímulo visual y auditivo a las tareas de enseñanza-aprendizaje. Más imprescindible aún es el modo en que empleo las TICs para mi desempeño como capacitadora de idiomas a distancia.

Si bien no tengo un blog de aula, comencé uno con el objetivo de compartir ideas creativas y experiencias inspiradoras o transformadoras como docentes. Las ganas no bastaron para mantenerlo vivo, y espero encontrar el momento y la forma para poder actualizarlo.

  • A nivel personal, ¿cómo usas las TIC? Mi uso personal de las TICs pasa por un eje central: el de conectar. Soy usuaria activa de las redes sociales más populares del mercado. A través de ellas comparto fotos, noticias, música, eventos, etc. Las TICs han facilitado numerosas actividades de mi día a día como comprar, vender, publicitar, reservar, organizar, diseñar y almacenar. Forman parte no sólo de mi trabajo, sino también de mis actividades sociales y de ocio (ej.: la música y la lectura.)

    A pesar de que disfruto y saco provecho de los blogs, definitivamente no soy una bloguera empedernida. Luego de algunos intentos frustrados, mi problema central continua siendo el de mantener un blog actualizado.

  • ¿Tienes formación especializada en TIC? ¿Crees que tienes suficiente formación? ¿En qué ámbito crees que te falta algo de formación o te gustaría profundizar si pudieras?No tengo formación especializada. Creo que puedo “arreglármelas” lo suficientemente bien con lo que sé por el momento pero me gustaría profundizar en algunos aspectos para conocer más posibilidades de uso y sacarles el máximo provecho; por ejemplo: herramientas y plataformas pedagógicas online.
  • ¿Qué criterios sigues a la hora de seleccionar recursos TIC para tus clases? 

1) Que contribuya genuinamente al logro de los objetivos particulares y generales de la actividad y el plan de clase. Me tomo un momento para reflexionar y plantearme si el recurso que quiero utilizar realmente facilita y enriquece; o estoy cayendo en el uso de la misma por el mero hecho de que podría resultar divertida, novedosa y agradable frente al grupo de alumnos.

2) Que sea práctico. Si no tengo el tiempo suficiente para hacer todos los arreglos necesarios (ej.: transporte y conexión de la herramienta tecnológica, acceso, etc.), entonces prefiero utilizar otro método convencional.

3) Que fortalezca y enriquezca mis estrategias y técnicas didácticas. Si un blog, plataforma, sitio web, etc. va a hacer el trabajo por sí solo, entonces mejor copiar el link en la carpeta para que los alumnos accedan en casa. Me interesan aquellos recursos que complementan mi desempeño metodológico como docente.

4) Que sea atractivo visualmente.

5) Más importante aún, que sea confiable.

  • ¿Cómo te imaginas el futuro de las TIC en la educación? ¿En qué dirección vamos? Indudablemente, el uso de las TICs avanza y alcanza múltiples ámbitos de nuestras vidas. Aún en contexto desfavorecidos, gradualmente, los cambios ocurren. En mi opinión, la dirección que tal avance tome depende no de la naturaleza de estos recursos, sino del uso que nosotros les demos: cómo, cuándo, para qué, por qué y con quién. Lograr un cambio positivo depende de que este avance sea eso: avance y no invasión; que estas herramientas sean eso: herramientas y no meros contenedores de información. A partir de esta perspectiva sostengo firmemente la idea de que el rol del profesor siempre será imprescindible. No creo que todas las clases se lleguen a impartir por videoconferencia: siempre y cuando el cara a cara sea posible, habrá profesores y estudiantes que sigan eligiendo y apostando a ello. Probablemente, los libros físicos, el papel y lápiz sí desaparezcan; pero aquellas herramientas que los reemplacen continuarán en su rol de “recursos del hombre”.
  • ¿Alguna recomendación personal? No lo creo. No soy y nunca seré de aquellos tecno-usuarios con las últimas tendencias. Además, tengo la mala costumbre de guardar cientos de blogs y otros sitios webs en “Mis Favoritos” sin clasificar, para luego no volverlo a encontrar. Entonces vuelvo a “googlear” lo que necesito y termino “merondeando” por otro sitio interesante que también irá a mi larga y desordenada lista de Favoritos.

    Una idea que se me ha ocurrido, tal vez no tan novedosa, es la de una plataforma online para conectar escuelas o cursos individuales de diferentes partes del mundo para la elaboración de proyectos conjuntos, publicación de resultados y conclusiones, y elaboración de planes de acción a futuro. Grupos de estudiantes o incluso alumnos individuales de todo el mundo cargarían a esta plataforma: 1) sus perfiles, 2) su propuesta de proyecto y objetivos; y 3) su ideal de grupo/individuo par. Aquel grupo de estudiantes o individuo que desee colaborar o participar del proyecto propuesto, respondería a esta solicitud. Una vez establecido el par, se pondría en marcha el proyecto mediante entrevistas online, pruebas piloto en ambas escuelas, encuestas, etc.; se colecta y analiza la información, y, por último se establecen los resultados y conclusiones. Por ejemplo: un grupo de alumnos de Argentina tiene como objetivo realizar un proyecto sobre cómo las escuelas del mundo fomentan el cuidado del medio ambiente. Mediante el contacto con alumnos de una escuela de Estados Unidos podrían conseguir información auténtica acerca de estrategias utilizadas en ese país y en esa escuela en particular. Luego de acordar una serie de actividades de recolección de información, los alumnos podrían plasmar conjuntamente los resultados y conclusiones del proyecto en la plataforma (tal vez de una manera creativa como con dibujos o videos para que capte la atención de otros miembros de la plataforma), y elaborar un plan de acción para llevar a cabo en sus escuelas.

  • Todos conocemos al típico profe reacio a utilizar las TICs, ¿qué argumento usarías para convencerlo?

Aprender a usar las TICs es “un camino sólo de ida”: basta con descubrir cuánto más organizada pueden volver la tarea docente, cuánto más accesible la información y cuánto más atractivas las actividades de clase.